Solitaria

Sentada en la oscuridad, en silencio, en un rincón apartado. Solitaria, siempre solitaria.

Lleva ya más de mil noches llorando.

Estúpidas lágrimas rodando en sus mejillas, ingratos días que le roban su alegría.

Nada, nada llena ya su vida.

Sombras interrumpen su llanto, sombras de histeria y dolor.

La muerte aprisiona su ser. ¡Que osadía dedicarle una sonrisa! Que ingratitud de parte del mundo.

¡Ojalá muriera ahora!

Tiembla, no de frío, de miedo. Miedo ante el mundo corrompido.

Si no se detienen por ella le harán daño, porque es tan frágil.

Intenta ocultarse… solo una persona conoce su debilidad.

No siempre fue así. Pero ella confió.

Solo él podría devolverle la fortaleza, pero no puede y no lo hará.

Y ella pasará el resto de sus días sola, al lado de la fúnebre lápida de su amado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s