Que me rompan el corazón…

Como el título lo indica, quiero que me rompan el corazón.

Bueno, antes de empezar con mis desvaríos, quiero aclarar que me considero a mi misma como una persona sin corazón, pero me refiero a un corazón emocional, ya que siempre evalúo todas las emociones personales como algo que puede ser analizado lógicamente. Nada de “es que no se porque siento esto” o “es que no entiendo lo que me esta pasando” ya que en el fondo todos deberíamos saber porque nuestro cuerpo reacciona a las emociones con esta clase de estímulos.

Pero en fin, tampoco es que haya alguien que me entienda, al menos no lo he encontrado.

Siguiendo con el título “Que me rompan el corazón” es que creo que nunca he pasado por una emoción humana tan fuerte como eso. Llevo esperando desde la secundaria, cuando les contaba a mis amigas que eso quería y todas ellas respondían haciendo aspavientos con las manos y de modo exageradamente afectado “No digas eso, algún día te va a pasar y no es bonito” porque claro, a ellas les había pasado y obviamente lo habían sufrido taaaanto que no querían que un ser débil e indefenso como yo (de curiosamente su misma edad y aparentemente mayor madurez) pues pasara por lo mismo.

Pero díganme ¿en serio una adolescente de catorce o quince años puede decir que ha sufrido lo suficiente de decepciones amorosas para saber qué es una ruptura de corazón? Yo no me creo el cuento de que las parejas adolescentes son las que viven con mas fuerza las emociones porque mas bien considero la mayoría de esas relaciones inmaduras y egoístas, así que en todo caso, pues me he perdido de algo que no lamento no haber tenido, como es una relación de dos meses en la que todo el tiempo hay que estar extrañando (a mi pensar, forzadamente) a alguien.

Ahora bien, mi madre solía decirme que el hecho de llorar después de una pelea con un amigo ya era “una ruptura de corazón“, y hasta ahí creo que es cierto, porque de un modo u otro son personas a las que aprecias y si te han causado un disgusto tal que hasta has llorado pues debe de ser porque te afecta (aunque no siempre lo quieras admitir) de un modo muy fuerte, y sí, es equiparable a las dichosas rupturas de pareja, supongo.

Pero la cuestión es que no me he enamorado lo suficientemente fuerte de alguien como para decir que una separación me haya destrozado. Tampoco entendería si eso pasara, y dada mi antes mencionada “falta de corazón emocional” lo primero que haría sería analizar qué salió mal, cual fue la razón de la ruptura, buscar las ventajas de la separación, etc. Lo que implica sentirme mejor conmigo misma y re-aprender que no necesito de nadie para ser feliz.

Eso sí, aunque no me duela como tal si me causa incertidumbre, así que paso mucho tiempo pensando en ello, analizándolo de un modo u otro hasta que por fin me aburre y lo dejo estar. Aunque no sea un análisis emocional sino lógico y circunstancial, puede ser que esa sea mi extraña forma de sufrimiento emocional, pero me niego a creerlo.

Por otra parte jamás he dejado de comer o he perdido el apetito por una decepción amorosa, o he pasado las noches en vela pensando en alguien, o he tratado de recuperar a las personas que se han ido. Al final, quien se quiere quedar lo hace y quién no pues se va, así de simple, no soy nadie para tratar de retener.

Tampoco creo tener esa supuesta enfermedad de los que no tienen sentimientos, creo que se llama Alexitimia, y poco mas se de ella, pero que mi falta de afectación se deba a una enfermedad me parece inverosímil, y no es porque me reprima a la hora de entregar mi afecto a alguien, al contrario creo que soy muy sincera en ese aspecto y puedo querer a las personas al poco de conocerlas o desde antes.

Un ejemplo de la forma en la que yo quiero es cuando alguien me agrada y me gusta hablar con esa persona a pesar de que quizá no sean temas que sean de mi completo interés, me gusta hacer sonreír a los que están a mi alrededor y claro, esto parece una especie de afecto normal que creo que todos sentimos pero de algún modo todo esto no influye en mi percepción de la persona, no me dejo engañar por falsas amistades aunque me lleve bien con ellas y siempre sé justamente que esperar de las personas cercanas a mi, así que no me llevo decepciones si acaso muy pocas y me concentro en conocer las intenciones de las personas antes que en los actos.

Pero entonces, si me considero tan lógica y (como suele decirse) fría, ¿Por qué habría de querer que alguien me rompiera el corazón?

Bueno, no es tan sencillo pero en resumen sería porque quiero experimentarlo todo. Incluso un enamoramiento de esos que todo lo pueden y que sobreviven a pesar de la adversidad, y de que no puedas pasar un minuto sin pensar en esa persona (pero no me refiero a las relaciones obsesivas, claro) pues sí, me gustaría experimentar ese amor incondicional así como me gustaría experimentar una decepción amorosa tan fuerte que me dejara postrada en el suelo queriendo morir (*dramatización*), pero al paso que vamos (que voy) no creo que suceda, y si a fin de cuentas, llegara a suceder, no creo que me afectase tanto como se supone que debería afectarme.

Y me dirán… ¿entonces como han sido las relaciones que has tenido hasta entonces? Porque probablemente es mi mismo interés en sentir-y-no-sentir que no he llegado a conectarme con la persona indicada, pues bien, no lo creo, aunque a decir verdad no he tenido como tal una relación nunca jamás en la vida.

¿Surprised?

Nunca he tenido la necesidad de tener una pareja aunque antes, en la secundaria, si que pensaba que algún día tendría un novio y sería feliz, etc. Pero se debía mas a la insistencia de mis amigas y al bombardeo de publicidad en sí, donde series, novelas, caricaturas incluso, siempre muestran a personas encontrando a otras personas y yo llegaba a pensar ¿por qué yo no? Pero con el tiempo fui conformando mi personalidad y hasta el momento desisto de sentir esa necesidad de afecto.

Claro que me gusta recibir el cariño de mis padres, de mi hermana, del resto de mi familia (aunque ese es otro tema mas delicado), de mis amigos y de mis mascotas. Un abrazo, compartir un momento especial o hacer gracias juntos, tener bromas privadas, es suficiente para que sienta que no estoy del todo perdida en el camino. Pero no dependo de nadie de forma emocional, o al menos es lo que he ido tratando de hacer, reducir la dependencia emocional con las personas a mi alrededor, una búsqueda de individualismo, no esperar nada de nadie, bueno, son ideas que a mi no me acongojan y al contrario me hacen bien, o eso considero.

Toda esta explicación es muy personal, y quizá un poco frívola, no sé, pero si alguien que me conociera me juzgara siempre encontrarían diversas opiniones sobre mi en el aspecto emocional. Muchas de mis amigas se sorprenden y siguen esperando que caiga con alguien, que sienta lo que una joven de mi edad debería sentir, enamorarme, decepcionarme, encontrar a alguien que me valore (pero en sí no soy un objeto para buscar la valoración de los demás). Otras que llevan mas tiempo de conocerme me dicen “fría”, “corazón de piedra”, “indiferente” y es quizá la forma en la que intentan explicar mis conductas emocionales. Yo simplemente considero que las emociones no son fundamentales. Quizá los sentimientos lo sean pero es complicado hablar de sentimientos como el amor, sobretodo el amor.

No pensé que saliera una explicación tan larga en este tema, pero me gusta porque mientras mas intento expresarlo y encontrar las palabras correctas para describirlo, aunque no tenga que hacerlo ni dar explicaciones a nadie, mas puedo concentrar la información y es un autoanálisis al mismo tiempo que me permite recalcar lo que voy experimentando, lo que siento, la forma en la que vivo y sobretodo la forma de actuar de mi cerebro, mi forma de ver la vida y analizar las cosas.

Ahora que lo recuerdo, existe una condición que llegué a considerar como una explicación fácil para lo que sentía (o no sentía) y es: arromántica.

Si bien, cuando encontré una página con información sobre asexualidad y me adentré a conocer todo lo posible, tenía un apartado sobre la diferencia entre la atracción sexual y la atracción romántica, lo cual al principio pudo explicar lo que sentía. “Soy arromántica”, pensé, “es por eso que no quiero a nadie”. Pero con el tiempo me di cuenta de que eso no era del todo verdad. Claro, a veces intento meterlos a todos en el mismo saco pero hasta yo sé que no es posible, así que aceptar que sí quiero a las personas tampoco supone ninguna irregularidad. Pero entonces recordé que soy muy enamoradiza, sobretodo, así que soy alorromántica. Bueno, no quiero adentrarme tanto en esa terminología, pero podría decirse que a pesar de que siento atracción romántica hacía los demás, no siento una conexión emocional fuerte con ellos y todo suele quedarse en algo superficial.

Creo que hasta esta parte todo era entendible pero cuando entro en términos de arromanticismo y aloromanticismo se tuerce la cosa y aunque yo lo entiendo (no sin haber pasado mucho tiempo investigando y leyendo sobre ello) y puedo explicarlo, sería mas largo todavía y por el momento es suficiente de mis delirios (para mi misma, no sé si para ustedes) y supongo que es tiempo de terminar.

Aclaro que, aunque tuve mi época de “no sé como pueden sentir/hacer/decir eso” y negación de las relaciones humanas, ahora acepto todas y cada una de las formas de aprecio, cariño, y amor (aunque lo niegue para mi misma) de lo que puedan sentir los demás. A fin de cuentas, si cabe la posibilidad de que yo no sienta, existe esa misma posibilidad de que otros sí, y quizá solo sienta de un modo diferente y poco convencional.

Con esta entrada no quiero decir que no quiera a nadie (aunque eso parezca) solo quiero aprender un poco mas y saber que opinan, si acaso aceptan mi explicación o quizá haya quienes crean que estoy tratando de llamar la atención (que hasta cierto punto me da igual), pero la conversación con otros me ayudaría a definir mucho mejor lo que yo creo y a encontrar las palabras correctas.

Dejaré algunos enlaces de interés ya que planeo retomar el arromanticismo mas tarde y hablar sobre otras cuestiones que aunque no me afectan me causan curiosidad.

Alexitimia: https://supercurioso.com/la-alexitimia-la-enfermedad-de-los-que-no-tienen-sentimientos/

Orientación romántica: https://es.wikipedia.org/wiki/Orientaci%C3%B3n_rom%C3%A1ntica

Atracción romántica:  http://es.asexuality.org/wiki/index.php?title=Atracci%C3%B3n_rom%C3%A1ntica

Arromántico: http://es.asexuality.org/wiki/index.php?title=Arrom%C3%A1ntico

Preguntas frecuentes sobre arromanticismo: http://es.asexuality.org/wiki/index.php?title=Sobre_arromanticismo

Alorromántico: http://es.asexuality.org/wiki/index.php?title=Alorrom%C3%A1ntico

 

 

Por otra parte, si llegaste hasta aquí quizá te falte el mismo tornillo que a mí. De cualquier modo gracias por leer.

 

Miaus para todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s